Se están abriendo sitios de prueba del coronavirus en los vecindarios más afectados del este de Oakland

El pasado 6 de Mayo se abrió un sitio de prueba COVID-19 en el este de Oakland donde cualquiera puede realizarse la prueba, de forma gratuita.

Jimmy Mack, residente de Oakland, quien esta semana recibió una prueba COVID-19 a través de la clínica de Salud Roots, dijo que el nuevo sitio de prueba ayudará mucho a los residentes del este de Oakland. Foto: Sarah Belle Lin

El pasado 6 de Mayo se abrió un sitio de prueba COVID-19 en el este de Oakland donde cualquiera puede realizarse la prueba, de forma gratuita. Se planea abrir un segundo sitio de prueba en un futuro cercano. Los sitios de prueba son un recurso bien recibido para una parte del condado de Alameda que se ha visto desproporcionadamente afectada por la pandemia del coronavirus.

La clínica de salud Roots localizada en el 9925 International Blvd está operando uno de los nuevos sitios de prueba. “Servimos principalmente a los residentes de bajos ingresos, afroamericanos que son residentes del este de Oakland”, dijo la Dra. Noha Aboelata, directora ejecutiva de la clínica. “Muchos de nuestros pacientes caminan a la clínica, y es por eso que era tan importante para nosotros tener una clínica accesible”.

La clínica Roots comenzó las pruebas de ensayo a fines del mes pasado, administrando aproximadamente 30 pruebas en un día en el estacionamiento de la clínica. Su segundo día de pruebas fue el 4 de mayo y se realizaron aproximadamente 40 pruebas. Ahora, las pruebas se realizarán todos los lunes, miércoles y viernes de 10 a.m. a 4 p.m. (lea la barra lateral de lado izquierdo para obtener más información sobre dónde, cuándo y cómo hacerse la prueba en varios sitios en el este de Oakland).

Jimmy Mack, músico del grupo, The Legendary O’Town Passions, recibió una prueba en el estacionamiento de Roots a principios de esta semana. Bromeó después de hacerse la prueba de que “ya casi nos queman la nariz”, refiriéndose a la incomodidad de la prueba. Mack dijo que el sitio de prueba ayudará mucho a los residentes del este de Oakland, y que estaba feliz de ayudar con la apertura.

“Ya tenemos el virus del racismo, pero tengo que hacer mi parte y aprovechar la oportunidad para saber que estoy a salvo”, dijo Mack. “Para entonces ser parte de la solución”.

Roots actualmente tiene capacidad para realizar pruebas en tres de los sitios, así como en sus dos clínicas para jóvenes: Dreamcatcher Youth Shelter y Covenant House. También han estado realizando pruebas en campamentos para personas indigentes a través de su clínica móvil. El personal de Roots espera realizar de 100 a 250 pruebas por día en la ubicación de International Boulevard.

El nuevo sitio de prueba es una asociación entre Roots, la ciudad de Oakland y Community Organized Relief Effort (CORE por sus siglas en inglés), una organización sin fines de lucro, que ha estado proporcionando asistencia técnica y apoyo en el sitio de pruebas.

El sitio de prueba de Roots en East Oakland utilizará la nueva plataforma en línea llamada Programa de Prueba de Referencia COVID-19 de Verily para hacer citas en línea y en persona. Verily es una empresa de biotecnología dirigida por Alphabet, la empresa matriz de Google.

Los miembros de la comunidad que no son pacientes de Roots, o que ya tienen un doctor de medicina general, pueden hacer una cita en línea con Verily antes de presentarse en el sitio de prueba de la clínica. Aboelata dijo que necesitarán crear una cuenta, proporcionar su dirección de correo electrónico y llevar una identificación a su cita.

Las personas que ya son pacientes de Roots no necesitan hacer una cita. Se recomienda identificación, pero no es obligatorio.

El pasado lunes, residente Dinyal New estaba manejando por la clínica cuando vio el anuncio de que Roots estaba realizando pruebas, así que decidió participar.

“La gente se quejaba antes de que era tan difícil hacerse una prueba y más cuando presentaban síntomas”, dijo New. “Ahora, tienen el personal esperando que entres y te hagas la prueba”.

Como parte del proceso de hacerse la prueba, New dijo que el personal médico le preguntó si había viajado recientemente fuera del país, si había estado cerca de alguien que estuvo expuesto o tenía COVID-19, y si tenía tos, fiebre o dolor de cabeza. También se le pidió su nombre, fecha de nacimiento, número de seguro social, dirección y número de teléfono. Como New es voluntaria ayudando a las personas indigentes, planea hacerse la prueba una vez al mes.

“El personal médico tiene mucha información”, dijo New. “Entré y salí en diez minutos”.

Aboelata dijo que las personas en las comunidades del este de Oakland usualmente desconfían de las instituciones, incluyendo las clínicas de atención médica. Ahora, con la pandemia y el bombardeo de información relacionado con esta, puede ser aún más difícil saber en quién o en qué confiar.

Jimmy Mack se hace la prueba de COVID-19 en la clínica Roots en International Boulevard. Foto: Sarah Belle Lin

“Roots es una entidad muy confiable”, dijo Aboelata. “Desde un principio hemos tratado de superar las barreras representando a la comunidad, teniendo personal que refleje la comunidad”.

Dado que la presión arterial alta es uno de los diagnósticos más vistos entre los pacientes adultos de la clínica Roots, fue una gran preocupación cuando se informó la hipertensión como un factor de riesgo relacionado con COVID-19. La diabetes, las enfermedades cardíaca, el cáncer y la enfermedad pulmonar crónica, son otros diagnósticos comunes entre los pacientes de Roots, los cuales también pueden exacerbar los síntomas de COVID-19.

La necesidad del nuevo sitio de prueba se hizo evidente en abril, cuando el personal de Roots preguntó a la ciudad si era posible enviar a individuos recientemente liberados de la cárcel para que se hicieran la prueba en un sitio de prueba administrado por la ciudad en el centro de convenciones Henry J. Kaiser. Aboelata dijo que había una preocupación de que muchas personas que volvían a ingresar a la comunidad que recién salían de las cárceles, pudieran estar infectadas con COVID-19 y que era necesario que se hicieran la prueba. Personal que trabaja para la ciudad de Oakland le preguntó al personal de la clínica si estaría interesada en abrir y dirigir un sitio de pruebas en el este de Oakland.

Askia Muhammad, director de servicios de navegación en Roots, comenzó su carrera de servicio social como trabajador social en San Francisco en 1982 durante la epidemia del SIDA. Dijo que el enfoque de Roots es tratar de comprender y a su vez superar las barreras que contribuyen a los resultados de salud que afectan negativamente a la comunidad. “Nunca hemos operado un sitio de prueba sin cita previa”, dijo Muhammad. “Eso es significativo para una comunidad con disparidades de salud históricas”.

A medida que continúan las pruebas, Aboelata dijo que el aislamiento y el rastreo de contactos de pacientes positivos serán críticos para evitar una mayor propagación del virus. El rastreo de contactos es una medida de control de enfermedades que emplea una fuerza laboral capacitada para identificar individuos positivos a COVID-19 y otros que podrían haber estado expuestos a ellos. “Hemos estado trabajando en crear capacitación en todos nuestros sitios”, dijo Aboelata. “Estamos pensando aún más en el rastreo de contactos ahora que la capacidad de prueba está aumentando”.

El centro de salud LifeLong, donde más del 80% de los pacientes son afroamericanos y minorías, también ha realizado pruebas del coronavirus en el este de Oakland. Según la subdirectora de LifeLong, Lucinda Bazile, el centro de salud ha realizado cientos de pruebas COVID-19 en su sitio de Oakland, localizado en el 10700 MacArthur Blvd, además de otras dos ubicaciones. Los suministros de prueba han sido proporcionados por la universidad UC Berkeley.

LifeLong realizará pruebas de lunes a viernes de 9 a.m. a 12 p.m. y 1 p.m. a las 3 p.m. Los resultados generalmente están listos de 24 a 72 horas.

“El enfoque principal ha sido para nuestros pacientes y para las personas con seguro médico insuficiente o sin seguro y que no tienen acceso a atención médica”, dijo Bazile.

La iglesia bautista, Allen Temple, localizada en el 8501 International Blvd, abrirá otro sitio de prueba con la asistencia de LifeLong en un futuro próximo. Las pruebas serán gratuitas y abiertas al público en general.

“La educación de salud ha sido un principio fundamental que hemos defendido en Allen Temple durante décadas”, dijo la reverenda Charlotte Williams. “Las pruebas no deben limitarse a códigos postales basado en que vecindario paga más en impuestos. Si necesita una prueba, no debería tener que ir tan lejos para hacerse la prueba “.

“Me da gusto de que haya un sitio de prueba allí”, dijo el vecino Keimarceon Carson, quien vive al lado de la iglesia. “Es una bendición que en este momento podamos tener un poco de tranquilidad”.

Según el concejal de Oakland, Larry Reid, el sitio de prueba en Allen Temple será un sitio de acceso abierto al público. Reid dijo que la oficina de la alcaldesa publicará un comunicado de prensa pronto con más detalles. Los residentes indocumentados son elegibles para recibir pruebas.

La ciudad de Oakland ya tiene dos sitios de prueba para trabajadores esenciales, personal de salud y empleados de la ciudad. El Dr. Nicholas Moss, del Departamento de Salud Pública del Condado de Alameda, dijo que aunque la ciudad de Oakland actualmente realiza cientos de pruebas COVID-19 diariamente, el objetivo es realizar 2,500 pruebas al día. Muchos en el este de Oakland elogiaron los esfuerzos de los grupos locales para aumentar las pruebas, pero creen que debería haber empezado a realizarse mucho antes.

“Deberían haber abierto el sitio de prueba cuando el brote comenzó para así prevenir tantas muertes”, dijo Zyikiea Dancy, que vive al otro lado de la calle de la iglesia bautista Allen Temple. “Es muy traumatizante para todos”.

Corrección: la fecha de apertura para el sitio de prueba en la iglesia bautista Allen Temple se ha reprogramado del 10 de mayo a una fecha aún no confirmada.

Este artículo fue traducido por Azucena Rasilla.